El vuelo de la alondra

Hoy después de mucho tiempo decidí escribirte esta carta, se que no la recibirás porque  no se donde enviártela, no importa se que de cualquier forma llegará a ti.

Te fuiste una mañana casi sin  decir nada, se que no hacía faltan las palabras no entre tu y yo,  el amor que nos procesamos era incondicional, nunca hubo reproches, ni palabras hirientes, pero si mucha complicidad. Fuiste el mejor, no te gustaba hablar mucho, eso no importaba; eras divertido, despistado, frágil y bondadoso,  la verdad es que  nunca conocí a nadie con tanta entrega hacia los demás.

Quizás  nos perdimos cosas, pero otras creo que las ganamos, recorrimos un gran camino juntos, a veces estábamos cerca y otras lejos, aunque se que en nuestros corazones esa distancia no existía, siempre me dabas pistas para ayudarte a encontrar el camino de regreso cuando te perdías  y que mi voz calmara tu angustia.

Pasó el tiempo y comencé a ser una extraña para ti, ya sabes” la enfermedad del olvido”, pero no importaba, yo cogía tu mano y te decía, mírame papá soy yo y tú me sonreías durante unos segundos, los suficientes para saber que me recordabas. Con el tiempo te perdiste en un mundo de silencios y de miedos, pero nunca estuviste solo, porque tuviste la suerte  de tener a tu lado la persona que mejor te podía cuidar,ella al contrario que tu, es fuerte, pero al igual que tu, es bondadosa, le gusta cuidar a los suyos, si tuviera que definir a mamá en una palabra sería amor y si pudieran ser en dos, amor incondicional.

Creo que llego el momento de despedirme, de llorar tu ausencia y de echarte de menos. Eso sí, prométeme que nunca dejaras de cuidarme estés donde estés.

Y ahora si miras detrás de ti, verás el viejo puente de madera, debes  cruzarlo y seguir el vuelo de la alondra, yo me quedo con algo tuyo para recordarte cada día, hasta que llegue el momento que volvamos a estar juntos.

Pdta: No te despistes y  te pongas un calcetín de cada color, eso ya lo hace tu nieta, ya sabes cosa de los genes… Bueno papá, te envió un beso  con un te quiero y que sepas que nunca olvidare todos y cada uno de tus consejos, porque gracias a ellos me convertí en la mujer que soy hoy.

 

Marisol Gallardo

 

 

Anuncios

Siempre hay un camino (rendirse nunca, luchar siempre)

רגע של שלווה בים

Cuanto nos cuesta a veces creer en los demás
Cuanto nos cuesta a veces sonreír a la vida
Cuanto nos cuesta a veces llorar sin lagrimas
Cuanto nos cuesta a veces verle el lado positivo a la vida
Ahora piensa, es bueno desechar lo negativo y que acabe en un baúl cerrado en tu recuerdo, tira la llave en ese rió por el que pasas cada día y deja que su cauce lo deposite en el mar y el mar la arrastre hasta una isla desierta,, donde hay miles de llaves, miles de recuerdos y hay permanecerán hasta el fin de los días.

DSC_5873
Hoy es un nuevo día con nuevos retos, nuevas aventuras que explorar, nuevas personas a las que conocer, comienza a sonreír, a ver el lado positivo, hoy es el día de comenzar a llenar tu vida de nuevos recuerdos y nuevas emociones…
Rendirse nunca, luchar siempre.

file000551198693
Marisol Gallardo

Mi flor la margarita

Hoy me levante temprano, ya por fin llego la primavera, me encanta esta estación, comienzan las plantas a florecer, y se dibuja en el paisaje alfombras de multitud de colores, los arboles desnudos, comienzan a vestirse con hojas que van cubriéndolos poco a poco y de nuevo esta mañana volví a escuchar el trinar de los pájaros.

Approach of Spring 617

Hoy cuando me levante sentí la necesidad de pasear, de pisar la tierra con mis pies descalzos, de tomar contacto con la naturaleza que me rodea, sentí el aire de la mañana como rozaba mi piel, como un sol radiante me daba calor, luz y vida.., me detuve en  un pequeño riachuelo que dejaba notas musicales, mientras el agua pasaba lentamente entre mis pies descalzos, y allí, medio escondida  entre la hierba y el agua, estaba mi flor, una pequeña margarita, para mi la flor mas bella del mundo, solo con mirarla me inspira un universo de historias paralelas.

file8451260168394

Como la historia de Mario un joven artista que todas las mañanas coge su caballete y se pone a pintar en Montmartre, saca sus pinceles y mientras la vida pasa a su alrededor, el se olvida del mundo y da pinceladas a la vida en forma de margaritas.

file0001698602505

O la de Irene  aquella mañana cuando despertó, los rayos de sol se reflejaban  en una pequeña flor, “una margarita”  que había sobre su almohada, se la dejo el hada de los sueños mientras dormía, se levanto y se puso a escribir como cada mañana y como en todas sus novelas no faltaría una alusión a su flor preferida “la margarita”

ZZZ-oreiller (2)-NB

la de Silvia que a pesar de tener alzheimer sonríe cuando le llevan” una margarita”

file000372934680

Por estas historias y por muchas  mas que se quedan en el anonimato, os dejo con millones de margaritas.

file0001587906731

Marisol Gallardo

Una sonrisa al mundo

Este es mi nuevo blog, donde colgare mis relatos, mis pensamientos, reflexiones que quiero compartir con todo vosotros, prometo, sonrisas, historias que te conmoverán unas con finales felices y otras con un final que te harán ver la vida de una forma diferente.pero  lo mas importante es que estarán  escritas desde el corazón.Solo espero que las disfruteis leyéndolas, como yo escribiéndolas.

Marisol Gallardo