Siente, sueña y ama

Hola amigos, me dirijo a vosotros, a todos aquellos a los que como a mi, os encanta narrar historias y vuestro sueño como el mío es escribir y ver editado una novela con vuestro nombre en la portada.

Lo primero que hay hacer, es tener una idea sobre la cual escribir y seguido de eso tener claro los personajes y desarrollar una trama. Eso es así en la mayoría de los casos menos en el mio, la verdad que yo comencé a escribir mi novela, pensando que sería un relato corto más de los muchos que escribo, pero la realidad fue otra.

Los capítulos y personajes se iban sucediendo uno tras otro, la novela iba tomando forma y la historia me enganchaba un poco más cada día.

La noche era mi aliada, la vida de Lucía, Bea, Diana y Ariel pasaba ante mis ojos  y sin dejar ni un instantes de escribir, el sonido de las teclas de mi viejo ordenador,era música para mis oídos y me inspiraba a darle vida a través de las palabras, fueron días, semanas y meses, en los que disfrute, escondiéndome sin que me vieran y observando desde mi imaginación.

Hasta que llego el día de poner fin, sí he de ser sincera, me costó separarme de las cuatro amigas, ya eran una parte de mi vida.

Y así sin darme cuenta acabe la que sería mi primera novela.Siente, sueña y ama

Anuncios

Mi novela y yo misma

MI OBRA, mi novela  Siente sueña y ama

No solo se trata de una novela romántica, va más allá, habla de la amistad, la lealtad, es creer en el amor universal, una alegoría a la vida, al fin y al cabo las almas gemelas existen, solo que a veces, no miramos en la dirección correcta.

img_20151205_093626.jpg

SOBRE MI:

Marisolgallardo50.256.160516

Soy una mujer de 52 años, con muchas inquietudes,mi nombre es Marisol Gallardo, me encanta mi trabajo soy esteticista y el trato con el público, mi sueño desde niña fue escribir, pero por circunstancias de la vida,me dedique a querer y cuando volví a quererme a mi misma y a ser consciente de mi sueño, comencé a escribir y después de muchos años, volví a encontrar a la niña que creí haber perdido y aquí estoy desnudando mi alma y dejando volar mi imaginación hasta el infinito y mas alla, es mi frase preferida.

Así comienza:

Era un día gris, empezaría a llover de un momento a otro. Debía estar a las diez en la estación de tren, bajé corriendo las escaleras: el taxi me esperaba.

Salí y me detuve unos instantes. Ese olor tan particular; olía a tierra mojada. Comenzaban a caer las primeras gotas y me apresure, no quería llegar tarde. Me había levantado muy temprano para alisarme el pelo y maquillarme.

Quería impresionarle.

—Por favor, tiene quince minutos para llevarme a la estación de tren. No puedo retrasarme.

—Tranquila, llegaremos -contestó con voz pausada.

Me sentía tan nerviosa, que abrí un poco la ventana; necesitaba respirar el aire fresco de la mañana. No podía hacer otra cosa más que mirar el reloj y los semáforos en rojo. “No llegaré a tiempo. ¿Y si cuando me vea no me reconoce? Ha pasado demasiado tiempo.”, pensaba.

—Señorita, hemos llegado a tiempo ¡y en menos de quince minutos! Exactamente, en catorce minutos

— Muchas gracias, señor. -Mis manos sudaban y mi cuerpo entero temblaba. En pocos segundos, estaría frente a él. Estaba tan nerviosa, que no encontraba el dinero y revolví todo el bolso hasta dar con él-. Tenga y quédese con la vuelta.

—Gracias. Que tenga un feliz día, señorita.

—Igualmente y gracias por conseguir que llegara a tiempo…

Bajé rápido del coche, empecé a correr, sintiendo las gotas sobre mi piel.

Llegué al andén, pero aún no había llegado el tren, así que me senté en uno de esos viejos bancos, que descansaban cerca de la puerta. Estaba inmersa en mis pensamientos: recordaba el día en el que nos conocimos.

Cuando escuche por megafonía:

“Próxima llegada del tren procedente de Madrid.”

A lo lejos, vi cómo se iba acercando. Sentía como el latido de mi corazón se aceleraba por segundos. Se me hizo interminable la espera.

No habrían pasado más de cinco minutos, cuando comenzaron a bajar los viajeros.

Y allí estabas tú. Siempre me pareciste el hombre más atractivo del mundo.

Parecía que no hubiera pasado el tiempo, aunque, de aquello, hacía ya demasiados años. Aquel día fui a despedirte, pero no llegué a tiempo.

Estaba a unos pasos de ti. Me acerqué y te sonreí, ni tan siquiera me reconociste. Te agachaste y levantaste a una pequeña entre tus brazos, en aquel instante supe que te había perdido para siempre… CONTINUA, siguela en Wattpad.

Video 

https://www.youtube.com/embed/i6auXpQ9W-A?list=PLP2TsAQCz1N0aBMGne_sYD2VMxI4gIGzv“>video de Siente, sueña y ama