La lujuria.

Que coño le pasa a todo el mundo, nos movemos siendo políticamente correctos no damos paso a la ambigüedad. Siempre rigiendonos por puñeteras normas que nos dictan lo que está bien y lo que está mal.

Somos personas, si te arañan la piel ¡te duele y gritas! pero a veces somos robots, si te arañan el corazón callas y miras a otro lado.

Cuántas veces piensas ¡¡¡basta ya!!! Ahora llegó tu momento, ese que tanto tiempo estuvistes esperando, donde serás ¡tú! la que decidirá el curso que llevará tu vida. Puede que te equivoques pero una equivocación más ¿Es tan importante? ¿No crees que merece la pena arriesgar? ¿Porqué? te preguntaras ¡Y si ganas! Piensa… ¡¡¡Y si ganas!!! Habrá noches de un amor sin desenfreno. En este momento solo existe el aquí y ahora.

La lujuria, según te contaron, es uno de los siete pecados capitales, pero piensa, no prefieres pecar con él a tener un cielo ganado. Habrá noches donde vuestros cuerpos desnudos no se separen ni un milímetro, donde temblareis de placer, donde la pasión dará paso a la lujuria, donde te sentirás Tlazoltéotl (la Diosa del sexo, de las pasiones) de esas pasiones ocultas que ahora solo sueñas, pero llegó el momento de actuar, no esperes más, la vida pasa y él no te esperará eternamente.

Corre, sal a su encuentro, deja tu mochila de recuerdos guardada bajo la cama y corre sin mirar atrás. Aquella tarde cerró la puerta de su casa y mientras caminaba, marcó su número y cuando escucho su voz… Esa que tantas noches le susurro UN TE QUIERO  su cuerpo se estremeció y le dijo; contigo amor, al fin del mundo.

Siente, sueña y ama

Hola amigos, me dirijo a vosotros, a todos aquellos a los que como a mi, os encanta narrar historias y vuestro sueño como el mío es escribir y ver editado una novela con vuestro nombre en la portada.

Lo primero que hay hacer, es tener una idea sobre la cual escribir y seguido de eso tener claro los personajes y desarrollar una trama. Eso es así en la mayoría de los casos menos en el mio, la verdad que yo comencé a escribir mi novela, pensando que sería un relato corto más de los muchos que escribo, pero la realidad fue otra.

Los capítulos y personajes se iban sucediendo uno tras otro, la novela iba tomando forma y la historia me enganchaba un poco más cada día.

La noche era mi aliada, la vida de Lucía, Bea, Diana y Ariel pasaba ante mis ojos  y sin dejar ni un instantes de escribir, el sonido de las teclas de mi viejo ordenador,era música para mis oídos y me inspiraba a darle vida a través de las palabras, fueron días, semanas y meses, en los que disfrute, escondiéndome sin que me vieran y observando desde mi imaginación.

Hasta que llego el día de poner fin, sí he de ser sincera, me costó separarme de las cuatro amigas, ya eran una parte de mi vida.

Y así sin darme cuenta acabe la que sería mi primera novela.Siente, sueña y ama