Solo es un hasta pronto.

Saber que la vida se escapa entre las manos, es tan triste. Nunca entenderé porque para morir, hay que sufrir.

Saber que ya quedan pocas conversaciones pendientes. Y lo peor de todo, es saber que te vas sin querer irte de este mundo.

Saber que no escucharé esa voz al otro lado del teléfono. Ni tu risa, ni tan siquiera tus enfados.

Saber que piensas que te quedaron tantas cosas por hacer. Que nunca debiste renunciar a tus sueños, por cumplir los sueños de otros.

Saber que ya apenas queda tiempo y que a veces no sabes de lo que hablar. Aún quedan tantas cosas que decir, que realmente no sabes por dónde empezar.

Saber que el tiempo cuenta para atrás y que los minutos no vuelven, ni tan siquiera los segundos, que no van al paso, van al galope. Que ahora es el momento de decir y de sentir.

Saber que quizás mañana sea tarde, y que ya no vale demorar la espera. Que un te quiero es tan profundo y tan intenso que debería decirse a cada momento, por si te pilla desprevenido y no te da tiempo a decirlo.

Saber que uno no es Dios, ni tampoco un sueño, que las historias como los cuentos, están para creerlas y soñarlas.

Pero esta noche, cuando me rodea el silencio, la soledad, un pellizco de tristeza y mucha serenidad. Solo sé, que cuando te vayas, vivirás en mi recuerdo hasta que me llegue el momento de abandonar mi cuerpo, que no este mundo.

Que abandonare y cruzare el viejo puente de madera, cuando yo necesite más de los demás, que los demás de mí.

¿Sabes? En esta noche, dejo atrás toda la tristeza y haré que vivas, rías, sueñes, y sobre todo, cuando digas hasta pronto, sea con la mayor de tus sonrisas. Ya es hora de que nos digamos mas te quiero, que el tiempo pasa y se nos escapa entre las manos.

Marisol Gallardo

No quiero castillos, ni calabaza que se convierten en carruajes, ni zapatos de cristal.

Hoy es de esos días que me siento frente al ordenador, sin saber que escribir, pero debo darme prisa porque la hora apremia y ya mismo llega mi hora de descansar.  Hay un pensamiento que se me repite constantemente o mas bien  palabras que  martillean mi mente,  ¡no te rindas! no te rindas nunca, que los que te quieren se sientan orgullosos y los que te envidian, nunca se regodeen en tu tristeza.

No le daré la mano al miedo, ni al desanimo, ni tan siquiera  acariciare el dolor. A veces no sois conscientes de todo lo que os rodea, de lo felices que podéis llegar a ser sin necesidad de tener bienes materiales, esos que dicen algunos que dan la felicidad, pero que yo estoy convencida que  no.

De que te vale tener mucho, si has  perdido la  ilusión por todo, en tu vida ya no existe la lucha, ni las metas, ni tan siquiera la ilusión por conseguir tus sueños, porque ya no hay sueños, crees que lo tienes todo. Bueno quizás no todo, mírame, si mírame y ahora camina y  ponte frente aquel viejo espejo de madera  ¿dime que ves? o mejor, dime que no ves… ¿te das cuenta?  te falta algo muy importante, Tu sonrisa, ya no esta dibujada en tu rostro.

Yo no quiero castillos, ni  calabazas que se convierten en carruajes, ni zapato de cristal , tan solo quiero levantarme cada mañana y sonreirle a la vida, porque con lo poco que tengo soy feliz. 

Soy feliz mirando una margarita y buscando el cuadro de Silva que perdió siendo una niña  (Siente, sueña y ama) , soy feliz dando vida a las protagonistas de mi novela, soy feliz por mi creatividad, soy feliz por dejar volar mis pensamientos, soy feliz por se quien soy, soy feliz por seguir siendo yo incluso compartiendo la vida contigo, soy feliz por cada rayo de sol que me despierta por la mañana y sobre todo soy feliz, por no sentirme nunca  sola, a pesar de mis momentos de soledad, como estos en los que mi compañía no es mas que unas teclas de ordenador, la pantalla y miles de imágenes que en mi mente  se agolpan y se mezclan  con mis  pensamientos y así sin mas  comienzan a fluir ideas, que acaban convirtiéndose  en palabras y mas palabras y al final, me pongo a leerlas y me doy cuenta que cada vez que escribo dejo algo de mi, de quien soy , de mi corazón y sobre todo de mi esencia

Una mujer que cada día que me levanto doy un paso mas allá, para conseguir mi próxima meta… que aun no se cual es, pero estoy convencida que  pronto descubriré.

Dedicada a todas las almas errantes que piensan que lo importante en la vida es Sentir, soñar y amar.

Hoy las musas me dejaron este mensaje para ti

Esta noche vinieron a visitarme las musas, decían que traían un mensaje para mí, debía estar atenta, porque en segundos se desvanecerían. La que venía vestida de color verde esperanza me dijo, las personas deben cambiar, dejar de pensar en sí mismo y volver a pensar en los demás como un universo lleno de melodías , la segunda que venía vestida de color azul cielo su consejo fue, comunica a las personas a través de las palabras que vuelvan a soñar, nadie vive una vida sin sueños, y la tercera que venía vestida de negro  dijo, si no consigues que las personas calcen el zapato de otro, que alcancen sus sueños y escuchen su corazón, sin dejar de lado la razón, el mundo se convertirá en un lugar lúgubre, oscuro y sin vida.

Así pues te invito  a que te unas, sin dejar de ser tú mismo, que sigas soñando  eso te dará  libertad, y por último, mira a  tu alrededor, no todo el mundo tiene tu suerte,.

EL VALOR DE LAS PERSONAS SE MIDEN POR SUS ACTOS NO POR SUS POSESIONES

Marisol Gallardo

Dejando volar mis pensamientos

El color de un sueño.
La sonrisa en una nube.
El ocaso del sol.
El abismo en un tu mirada.
El susurro de un volcán.
El aleteo de las olas del mar.
Todo esto es lo que siento, cuando miras a través de mis ojos, me hablas sin palabras y me escuchas en el más absoluto de los silencios, por eso ahora en este preciso instante, antes que se esfume y se haga efímero, quiero decirte gracias por acompañarme en el camino de la vida, con tan solo quererme, como tu sabes hacerlo. Siente, sueña y ama

Marisol Gallardo